Seleccionar página

Las cerraduras necesitan un mantenimiento mínimo que debe de efectuarse periódicamente tiempo para evitar atascos en el mecanismo, especialmente si es la puerta de nuestra casa, la que abrimos y cerramos diariamente unas cuantas veces.

Cualquier mecanismo pierde la lubricación original con el paso del tiempo porque se evapora. Por eso es necesario reponerla de manera periódica. El mantenimiento en este caso es sencillo porque basta con aplicar un lubricante adecuado para lograr que el mecanismo no se atasque y evitar cualquier tipo de problemas Pero no lo hagas con cualquier aceite, el lubricante más adecuado es el grafito en spray. Si utilizas otro tipo de aceites lo único que conseguirás es que la cerradura se estropee antes, ya que el polvo se adherirá a ella y se acumulara, impidiendo su normal funcionamiento.

El grafito en spray, es el más adecuado y eficaz mara mantener los cerrojos a punto. No retiene el polvo y es mucho más resistente que otro tipo de lubricantes. Y no es difícil de encontrar, lo venden en cualquier ferretería.

Como cerrajeros Palma de Mallorca profesionales te aconsejamos que con un mantenimiento mínimo la cerradura de tu puerta durará mucho más y funcionará mucho mejor.

Estos consejos pueden interesarte:

CAMBIAR CERRADURAS

Qué hacer cuando la cerradura no funciona bien

Esto es algo que hay que tener muy en cuenta y evitar especialmente en las puertas acorazadas. Si compruebas que cuesta girar la llave y que los cerrojos van duros observa si ocurre lo mismo cuando la puerta está abierta. Solo ten la precaución de no dar todas las vueltas para que el cerrojo de suelo no llegue a salir, basta con una o dos para comprobar si la cerradura funciona bien o no.

Si la cerradura funciona con suavidad el problema no está en ella, pero puede ser que esté en alguno de los cerrojos, que roce en el cerco. En ese momento habrá que descubrir cuál es el cerrojo que da problemas y ajustarlo. No dejes pasar el tiempo y hazlo cuanto antes, porque puede llegar el momento en el que la cerradura se bloquee y no puedas abrir.

Si la cerradura no va bien con la puerta abierta hay que observar si necesita engrasarla o es otro tipo de problema que requiere la actuación de un cerrajero autorizado. Prueba a lubricarla como te hemos explicado antes y si el problema persiste será el momento de llamar a une especialista que haga la reparación de la cerradura.

[Total:5    Promedio:2.4/5]
Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies